top of page
Buscar

RECICLAJE DE AGUA RESIDUAL: WINDHOEK, EL PIONERO SOSTENIBLE DE ÁFRICA

En un rincón del continente africano, Namibia destaca como líder en el reciclaje de agua residual. En particular, la capital, Windhoek, ha implementado un sistema de tratamiento avanzado que convierte las aguas residuales en un recurso vital para el riego urbano. Este enfoque sostenible, iniciado hace más de cinco décadas, ha colocado a la ciudad como un ejemplo global en la gestión eficiente del agua.


Con una población de alrededor de 477.000 habitantes, esta ciudad africana logró superar la escasez de agua ha logrado superar la escasez de agua y ahora es un ejemplo para otras urbes del mundo, ante la crisis hídrica. 


La tecnología, que se aplica desde hace más de 50 años, permite que las aguas residuales sean aptas para el riego y con ello, el 99 por ciento de la población tiene acceso al agua. Incluso, puede presumir que fue la primera en operar, desde 1968, con una planta de reciclaje de agua. 


ETAPAS DEL PROCESO: DE RESIDUO A RECURSO VITAL


El proceso que sigue en Windhoek tiene varias etapas esenciales, y se basa en una tecnología de tratamiento avanzada y localmente adaptada. Para ello, utiliza un biorreactor de membranas (MBR) y desinfección por rayos UVA para purificar las aguas residuales industriales y convertirlas en agua apta para el riego urbano. 


Y estos son los pasos que sigue:


Coagulación-Floculación: Se agregan sustancias químicas para unir y formar flóculos.

Flotación con Aire Disuelto: Burbujas de aire separan los flóculos del agua.

Filtración Rápida en Arena: Se filtra el agua para eliminar partículas restantes.

Desinfección con Cloro: Finalmente, se desinfecta con cloro para eliminar microorganismos.


Este modelo, basado en tecnologías adaptadas a condiciones locales, se ha convertido en un faro de inspiración para otras ciudades que enfrentan desafíos similares. 


Y aunque el proyecto inicial enfrentó desafíos de costos, medidas de reducción y eficiente financiamiento permitieron su implementación. Windhoek ha adoptado un enfoque único con membranas biológicas adaptadas, simplificando la tecnología y haciéndola accesible. Otros países, como Singapur y Estados Unidos, exploran tecnologías similares para garantizar la seguridad hídrica en un futuro cambiante.


Namibia ha pavimentado el camino hacia un futuro sostenible en la gestión del agua. Desde Singapur hasta Estados Unidos, la idea de reciclar agua residual ha ganado terreno. Este enfoque innovador se replica y adapta en todo el mundo, abriendo un horizonte de soluciones sostenibles frente a los desafíos del cambio climático.


Comments


BLOG

bottom of page