top of page
Buscar

ALERTA ONU SOBRE RIESGOS PARA PAZ MUNDIAL ANTE SEQUÍAS Y ESTRÉS HÍDRICO

De acuerdo al nuevo informe sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de 2024 de las Naciones Unidas “Agua para la prosperidad y la paz”, publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación (UNESCO) en nombre de ONU-Agua, las sequías que han afectado al mundo y más de mil 400 millones de personas, aumenten a causa del cambio climático y con ello se presenten graves riesgos para la estabilidad social. 


Asimismo destaca que  la falta de agua también puede incrementar el riesgo de conflicto. Una prueba de ello, ocurre en la región del Sahel, donde la degradación de los humedales – a menudo provocada por proyectos inadecuados de desarrollo hídrico – ha exacerbado las tensiones relacionadas con el acceso al agua y las tierras cultivables, provocando conflictos locales.  


Al respecto, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, llamó a conservar los recursos hídricos para preservar la paz;  “a medida que aumenta el estrés hídrico, también lo hace el riesgo de conflictos locales o regionales. El mensaje de la UNESCO es claro: si queremos preservar la paz, no solo debemos conservar mejor los recursos hídricos, sino también reforzar lo antes posible la cooperación regional y mundial en este ámbito”.


De acuerdo al informe difundido en el marco del Día Mundial del Agua, entre 2002 y 2021, las sequías afectaron a más de 1400 millones de personas. En 2022, aproximadamente la mitad de la población mundial sufrió escasez severa de agua durante al menos una parte del año y una cuarta parte se enfrentó a niveles «extremadamente elevados» de estrés hídrico, al utilizar más del 80 % de su suministro total anual de agua potable renovable.


Aunado a lo anterior,  se prevé que el cambio climático incremente aún más la frecuencia y la gravedad de estos fenómenos, con graves riesgos para la estabilidad social.


Otra problemática, resalta el informe, es que el 40 por ciento de la población mundial vive en cuencas fluviales y lacustres transfronterizas, sin embargo, sólo una quinta parte de los países ha firmado acuerdos transfronterizos para gestionar conjuntamente y de forma equitativa estos recursos compartidos. 


“Muchas cuencas transfronterizas se encuentran en áreas afectadas por tensiones interestatales actuales o históricas. En la región árabe, siete países tenían conflictos abiertos en 2021, algunos desde hace tiempo, con grandes repercusiones en el abastecimiento de agua, las infraestructuras y la posible cooperación en cuestiones relacionadas con el agua”, detalla el documento. 


Por ello, es que la ONU llama a la cooperación para la gestión de las aguas transfronterizas es una herramienta crucial para mantener la paz, pues “al crear las condiciones para un diálogo regular entre todas las partes e instaurar los marcos jurídicos apropiados, tiene el potencial de resolver la mayoría de las disputas relacionadas con el agua y, por lo tanto, de prevenir la aparición o el agravamiento de conflictos de mayor alcance”.  


Otro sector vulnerable a la crisis hídrica mundial, indica el informe, son las mujeres y niñas, pues ante la falta de agua, la primera consecuencia es el deterioro de las condiciones de vida de la población, con un aumento de la inseguridad alimentaria y los riesgos sanitarios. 


“En multitud de zonas rurales, ellas son las principales recolectoras de agua y dedican varias horas al día a esta tarea. La disminución de los suministros de agua agrava esta carga y socava su acceso a la educación, su participación en la vida económica y su seguridad. Del mismo modo, puede contribuir a una mayor tasa de abandono escolar de las niñas con respecto a los niños”. 


Además, agrega, la escasez de agua también es un factor importante en las migraciones. A su vez, estos desplazamientos de población pueden contribuir a la inseguridad hídrica en los territorios de acogida al ejercer una presión añadida en los sistemas y recursos de agua, avivando así las tensiones sociales. Por ejemplo, un estudio realizado en Somalia indica que se ha producido un aumento del 200 % de la violencia de género contra personas desplazadas.


Para acceder al informe completo, te compartimos el enlace: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000388948


Commenti


BLOG

bottom of page