top of page
Buscar

ORGANISMOS OPERADORES DEBEN CONTAR CON TECNOLOGÍA PARA GESTIONAR ACTIVOS SUBTERRÁNEOS: EXPERTO

Es importante que Organismos Operadores cuenten con una tecnología para gestionar los activos subterráneos, como tuberías de agua potable, drenaje, gasoductos, telecomunicaciones y electricidad, destacó José Moisés Reyes Medrano, durante el  webinar ‘Diagnóstico de tuberías utilizando sistemas CCTV’, organizado por  la Asociación Nacional de Entidades de Agua y Saneamiento de México (ANEAS).


El experto indicó que la gestión de activos subterráneos es crucial para mantener la integridad y funcionalidad de las infraestructuras que atraviesan nuestras ciudades. Las tuberías, al estar ocultas bajo tierra, requieren de tecnologías avanzadas para su diagnóstico y mantenimiento, por lo que detectar problemas como encharcamientos o reducción del caudal es el primer paso para evaluar y corregir condiciones deficientes.


En el caso de los sistemas de drenaje, una evaluación adecuada puede prevenir inundaciones y colapsos en los colectores. "Es fundamental conocer y evaluar adecuadamente las condiciones en que se encuentran las tuberías para evitar problemas mayores", comentó.


Y para ello, existen diversas metodologías y tecnologías para gestionar los activos subterráneos, como los sistemas acústicos, Impact Echo Test, Pipe Penetrating Radar, sonar, láser, inteligencia artificial y software especializado. Sin embargo, los sistemas CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) son particularmente útiles para inspecciones detalladas y precisas.


¿Qué es un Sistema CCTV?


Los sistemas CCTV utilizan cámaras de video especializadas para inspeccionar el interior de las tuberías. Dependiendo de las necesidades específicas, se pueden emplear diferentes tipos de cámaras y sistemas:


Cámara de empuje: Recomendada para diámetros de dos a 12 pulgadas, permite revisar el interior de las tuberías laterales.


Inspección rápida: Utiliza una cámara de inspección o de poste, con un alcance de 80 a 100 metros, y puede incluir accesorios como láseres para medir y localizar fisuras u obstrucciones.


Sistemas robotizados: Diseñados para inspeccionar tuberías de mayor diámetro, permiten una inspección más detallada y precisa.


La tecnología CCTV permite disminuir horas de trabajo y facilita la recopilación de datos, que pueden integrarse en plataformas avanzadas para crear dashboards que indican el estado de las tuberías y las prioridades de mantenimiento.


 “Podemos generar planes de mantenimiento predictivos y correctivos para garantizar la integridad de los activos”, explicó Reyes Medrano.


Asimismo, indicó que el uso de software de gestión avanzada y sistemas GIS (Sistemas de Información Geográfica) mejora significativamente la capacidad de gestión y mantenimiento de las tuberías, permitiendo la creación de planes de limpieza y control de grasas, basura, raíces, entre otros.


Te compartimos el webinar y te invitamos a suscribirte a nuestro canal de YouTube:




Comments


BLOG

bottom of page