top of page
Buscar

ONU LLAMA A ACELERAR EL CUMPLIMIENTO DEL ODS 6 ANTE “ALARMANTE” RETRASO

El cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible que busca garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para 2030, tiene un ‘alarmante retraso’, indicó el ‘Plan para la Aceleración de ONU-Agua: Informe de Síntesis del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 sobre Agua y Saneamiento 2023’.


“Las fallas en el agua y el saneamiento socavan las tres dimensiones del desarrollo sostenible: sociedad, economía y medio ambiente, así como los derechos humanos, la paz y la seguridad”, dice el plan que fue presentado durante el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés), organizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Agua.

Por ello, se informó a través de un comunicado, se impulsa una respuesta estratégica a los resultados de la Conferencia del Agua de la ONU 2023, incluida la Agenda de Acción del Agua, y contribuir a las discusiones de los Estados miembros y las partes interesadas.


La publicación es una guía con recomendaciones de políticas prácticas dirigidas a los principales responsables de la toma de decisiones, partes interesadas y al sistema de las Naciones Unidas para alcanzar la meta que plantea el ODS 6 y que considera las lecciones aprendidas durante su implementación en la primera mitad de la Agenda 2030.


También, proporciona un "modelo" para acelerar el progreso en agua y saneamiento, incluida la implementación de los compromisos ya firmados y proporciona una visión colectiva y de futuro para la gestión sostenible y resiliente del agua y el saneamiento en la segunda parte de la Agenda 2030.


El ‘Plan para la Aceleración de ONU-Agua: Informe de Síntesis del ODS 6 sobre Agua y Saneamiento 2023’ indica que para alcanzar el objetivo global de acceso universal, el progreso debe aumentar seis veces para el agua potable gestionada de manera segura, cinco veces más para un saneamiento gestionado de forma segura y tres veces más para la higiene básica.

Ello, porque el acceso a agua potable, saneamiento y servicios básicos de higiene gestionados de forma segura sigue estando fuera del alcance de miles de millones de personas, especialmente en las zonas rurales y los países menos desarrollados.

También señala que el 42 por ciento de las aguas residuales domésticas no son tratadas, además de que se carece de datos sobre aguas residuales industriales, lo que dificulta la evaluación y pone en riesgo las metas.

De igual forma, dice el documento, el estrés hídrico ha aumentado a nivel mundial e incluso en algunas regiones han experimentado aumentos sustanciales en las últimas dos décadas, particularmente en las áreas más áridas, lo que representa una seria preocupación para la sostenibilidad de la producción de alimentos y para la resiliencia de los sistemas agrícolas frente a los desafíos que plantea el cambio climático.


De ahí, es que se hace un llamado para duplicar la tasa actual de progreso en la implementación de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH) para cumplir con los objetivos globales.

En cuanto a los compromisos de asistencia oficial para el desarrollo en el sector del agua, la ONU-Agua indicó que se redujeron en un 12 por ciento entre 2015 y 2021, y los desembolsos reales también reflejaron una baja del 15 por ciento durante el mismo período, a pesar del aumento de la financiación necesaria para alcanzar las metas del ODS 6.

Y aunque las políticas y leyes nacionales reconocen cada vez más los procedimientos participativos, la implementación ha sido insuficiente.

ACELERADORES PARA ALCANZAR METAS Y OBJETIVOS DEL ODS 6

Para ello, propone cinco ‘aceleradores’: un plan para las finanzas para atraer nuevas inversiones y se proporcione un mayor financiamiento a gobiernos; un modelo de datos e información que permitan tomar decisiones con datos creíbles y oportunos. También llama a fortalecer los sistemas nacionales de monitoreo, presentación de informes y difusión de datos para cubrir todos los indicadores globales del ODS 6, combinando datos de todas las partes interesadas.


El tercer ‘acelerador’ es un plan para el desarrollo de capacidades con el que se promueva la "alfabetización" en agua y saneamiento en los planes de estudios y para atraer, capacitar y retener; además considera un plan para la innovación que permitan acelerar y ampliar a través de políticas de apoyo, utilizando tecnología como la inteligencia artificial y adaptando las innovaciones a los contextos locales.


El último es un proyecto de gobernabilidad para mejorar la coherencia de las políticas y la colaboración entre diferentes sectores y fronteras nacionales para impulsar la eficacia de la gestión del agua y el saneamiento.


Cabe señalar que en 2015, los Estados miembros de la ONU, en conjunto con Organismos No Gubernamentales y ciudadanos del mundo, generaron una propuesta para desarrollar 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que busca alcanzar, de manera equilibrada, tres dimensiones del desarrollo sostenible: el ámbito económico, social y ambiental. Se trata de una agenda internacional, con 169 metas, proyectada hacia el 2030.

En específico, el ODS 6 tiene ocho metas:

  • 6.1 Agua potable.

  • 6.2 Saneamiento e higiene.

  • 6.3 Tratamiento de aguas residuales y calidad del agua ambiental.

  • 6.4 Eficiencia en el uso del agua y nivel de estrés hídrico.

  • 6.5 Gestión integrada de recursos hídricos y cooperación en materia de aguas transfronterizas.

  • 6.6 Ecosistemas relacionados con el agua.

  • 6.a Cooperación internacional en materia de aguas.

  • 6.b Participación comunitaria.


A fin de apoyar su implementación, la Asamblea General de la ONU declaró el período de 2018 a 2028 como la Década Internacional para la Acción, "Agua para el Desarrollo Sostenible" (Década de Acción del Agua).





Comments


BLOG

bottom of page