top of page
Buscar

AGUAS RESIDUALES, UNA OPORTUNIDAD PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR: PNUMA

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) presentó el informe ‘Aguas residuales: convertir el problema en solución’ que insta a cambiar la percepción de las aguas residuales y pasen de ser un problema mundial a una oportunidad para una economía circular.


En el marco de la Semana Mundial del Agua que se realiza en Estocolmo, Suecia, el organismo dijo que es “hora de que reconozcamos las aguas residuales como un recurso valioso sin explotar con un inmenso potencial”.


De acuerdo al documento, el tratamiento de aguas residuales genera cinco veces más energía que la que se utiliza durante su proceso de tratamiento. Con ello, se podría genera energía para atender a 500 millones de personas y más de 10 veces el agua potable que aporta la actual capacidad mundial de desalinización.


Se destaca, que el proceso de tratamiento puede producir biogás, calor y electricidad, con lo que además de satisfacer la demanda de energía, se reduce la dependencia hacia los combustibles fósiles. Incluso, se pueden generar fertilizantes de alta calidad.


En este sentido, uno de los autores del informe, Daniel Ddiba, presentó en Estocolmo una solución de orina concentrada disponible tanto en forma líquida como en polvo, lo que se puede utilizar como fertilizante agrícola y ya está disponible comercialmente en el mercado.


Hoy en día, alrededor del 11 por ciento de las aguas residuales, de uso doméstico e industrial, son aprovechadas, aunque el potencial se estima en 320.000 millones de metros cúbicos por año, lo que representa 10 veces más que la capacidad actual de desalinización.


Además, dice PNUMA que este nuevo informe se basa en el anterior ‘¿Agua enferma?’, publicado en julio del 2010, que analizó las amenazas y los desafíos que plantean las aguas residuales ilegales y no reguladas y que su premisa en ese entonces fue plantearlas como un recurso importante y valioso que puede ayudar a evitar los costos de la contaminación y la pérdida de biodiversidad.


El informe de este 2023, indicó el organismo de Naciones Unidas “es inspirar a los responsables de la formulación de políticas y de decisiones a ser proactivos a la hora de liderar un cambio transformador en la gestión sostenible de las aguas residuales cerrando el ciclo del agua y aprovechando las oportunidades para reutilizar los recursos que se pueden recuperar de las aguas residuales”.


Diez años después y aunque ha habido algunos avances, se siguen liberando al medio ambiente cantidades importantes de aguas residuales sin tratar y siguen contribuyendo a la pérdida de biodiversidad y representan una amenaza importante para la salud y ecosistemas.


“Este nuevo informe examina las soluciones a los desafíos en lograr una gestión sostenible de las aguas residuales y aprovechar las oportunidades de recuperación de recursos y reutilizar”. También analiza cómo desarrollar y extender estas soluciones a lugares donde se haya mejorado la gestión de las aguas residuales, que hoy en día es desesperadamente necesaria.


Cabe señalar que el informe ‘Aguas residuales: convertir el problema en solución’ destaca tres áreas de acción clave:


Reducir el volumen de aguas residuales producidas.

Prevenir y reducir la contaminación

Gestionar de forma sostenible las aguas residuales para la recuperación y reutilización de recursos.


Comments


BLOG

bottom of page