top of page
Buscar

EL AGUA NO CONTABILIZADA ES AGUA DESPERDICIADA: EXPERTO

El agua que se pierde a través de fugas de la red, puede ocasionar el colapso de la operación de los organismos operadores, que al no capitalizar las pérdidas disminuyen sus recursos disponibles y muchas ocasiones no solventan sus gastos de operación, dijo David Sinaloa durante el webinar ‘Agua no contabilizada’, organizado por la Asociación Nacional de Entidades de Agua y Saneamiento de México (ANEAS) e Hidromedidores.


En este sentido, el experto comentó que el agua no contabilizada es aquella que se produce y que se ‘pierde’ antes de llegar a su destino final, y que podría representar hasta el 50 por ciento del total de agua que está en la red.


De este total, dijo que el 20% son las “pérdidas aparentes” que incluyen los problemas de medición, manejo de datos, consumos no medidos, tomas no registradas y clandestinaje. El 80% restante son las ‘pérdidas físicas’, es decir las fugas no visibles.

Asimismo, indicó que esta agua no contabilizada incluye los consumos que no son facturados, y que representan pérdidas comerciales y físicas, lo que “genera estragos a la administración actual, donde la prioridad es darle el servicio al usuario”, además de que limita el presupuesto que se destina a mantenimiento, monitoreo y diagnóstico de la red que abastece de agua potable.


“Hay una brecha entre el volúmen producido y el volumen facturado, reduciendo la utilidad del organismo y la facturación, la mayoría de veces, sólo cubre los gastos de operación de un organismo operador” y con ello, hay recursos insuficientes para atacar el problema


De igual forma, el experto indicó que es importante recuperar esta agua no contabilizada porque permitirá una reducción de los costos de extracción, producción y distribución, así como de la energía eléctrica empleada, para eficientizar la operación de los organismos y conseguir un mayor volumen disponible de agua a un menor costo.


“Asimismo incrementarán los ingresos del organismo operador al sustituir medidores dañados por medidores o mejor tecnología y de calidad superior. También se incrementan los ingresos al aplicar multas o sanciones o al regularizar cuentas, esto derivado del esquema de clandestinaje”, detalló.


Incluso, agregó, hay un impacto ecológico al reducir el volumen de extracción, la sobreexplotación de las fuentes de abastecimiento y el estrés hídrico, lo que contribuye al combate del cambio climático.


En la parte social, señaló el experto, con el volumen recuperado habrá mayor calidad en el servicio y un incremento en el alcance de distribución y con ello, el organismo tendrá una mayor aceptación social, además de aumentar la recaudación.


Para atacar este problema, explicó primero hay que realizar un diagnóstico, conocido como ‘Balance Hídrico’, que considera el volumen de producción y el que se entrega a los usuarios. Requiere, además, de que el padrón de usuarios esté actualizado, taza de tomas clandestinas y de no registradas


La mayor parte de las fugas son las no visibles, pero hay tecnología para detectarlas. Una de ellas permite detectar las tomas clandestinas. Otra es la implementación de micro y macro medidores con tecnología de telemetría. Aunque la más importante, dijo, es la implementación de un programa activo de detección de fugas.

Por último, entre la tecnología para detectar fugas en la red, el experto enumeró a los equipos acústicos, como el geófono, correladores, así como los perfiladores acústicos; también de los gases trazadores, sensores e inspección satelital de fugas, entre otras.


David Sinaloa es Especialista en Agua no Contabilizada y miembro del mismo grupo del International Water Association (IWA). Posee cursos y seminarios internacionales, además tiene amplia experiencia en detección de fugas no visibles con más de 2 mil 500 fugas localizadas.


Actualmente se desempeña como jefe del departamento de agua no contabilizada en Hidromedidores.



Commentaires


BLOG

bottom of page